Tyris: cerveza artesanal ‘made in Valencia’

‘Aquí empieza un sueño, aquí empieza una manera diferente de beber cerveza’, declara el eslogan de Tyris, elaboradores de cervezas artesanales valencianas. Y de la misma manera que uno no elige sus pasiones, sino que son tus pasiones las que le eligen, dicho sueño se impuso –hace ya casi 6 años- del entusiasmo y dedicación que comparten Gonzalo Abia y Daniel Vara por la más purista tradición cervecera. Ambos, después de haber recorrido Europa y observar el culto a las cervezas artesanales en países como Irlanda o Alemania, decidieron resucitar una tendencia caída en el abandono, particularmente en tierras valencianas, creando una marca a la altura de las expectativas de los amantes del lúpulo polar. Como resultado de toda esta fascinación nace la microcervecería Tyris y sus 6 cervezas artesanales valencianas.

La microcervecería no sólo hace referencia al tamaño de unas instalaciones o a un volumen de producción de cervezas artesanales. También refleja una actitud y un punto de vista alternativo, enfatizando el verdadero sabor a cerveza artesanal: ‘Creemos que lo más importante es dejar satisfecho al cliente, nuestro objetivo es que éste disfrute tanto bebiéndose una Tyris como nosotros elaborándola’. Porque además el proceso de elaboración de una cerveza Tyris es el mismo que se utilizaba hace siglos y en ella sólo encontraras lúpulo, malta, levadura y agua; bueno, no sólo eso, también naturalidad, tradición y sabor a Valencia, porque Tyris recibe su nombre del río  como símbolo de identificación con su tierra natal.

A día de hoy cuentan con una producción de 6 variedades distintas de cerveza artesanal que se distribuyen en cerca de 200 locales dentro de la comunidad valenciana. Su primera cerveza, Tyris, una Pale Ale de nombre homónimo, es dorada, sabrosa y refrescante con ligeros toques de trigo. Le sigue VIPA (Valencian Indian Pale Ale), un homenaje a la disciplina cervecera inglesa del XVIII, contundente, seca y amarga. Una cerveza intensa y concebida para los muy cerveceros. Con Paqui Brown, Tarantino tendría algo que opinar al respecto: es su cerveza más dulce y suave, de color bronce claro y con  trazas de frutos secos. Smoky Porter, la cerveza negra de Tyris con toques de humo y chocolate. Au Yeah!, una cerveza rubia muy de la tierra con carácter yankee. Y culmina la colección Riau Rau, la Pale Ale que hace honor a la comarca alicantina de la Marina Alta.

Cada una de sus cervezas artesanales tiene una identidad y un carácter único. Al ser fabricadas a pequeña escala, todas ella son más atractivas en sabor que la cerveza industrial. No sólo sabor, sino también presentación: su imagen y etiquetado son obra de seis estudios gráficos de la terreta.

Desde nuestro blog queremos felicitar a estos jóvenes empresarios, que a pesar de vadear los fosos, trepar los muros y luchar contra todos los dragones que implican iniciar un negocio desde cero, conservan intactas su pasión y devoción a la cerveza. Tanto es así que en Tyris no sólo se limitan a fabricarla, también están dispuestos a compartir sus experiencias y conocimientos a través de cursos con todos aquellos que quieran aprender a elaborar cerveza artesana. Por si esto no fuera suficiente, sus actividades incluyen también visitas a su fábrica, catas en los bares y restaurantes que lo soliciten, celebraciones de eventos y presentaciones de empresa, así como merchandising. Para terminar, y particularmente con lo que se han ganado al equipo de Philomarket, ha sido con su preocupación por el fomento de la cultura, apoyando a bandas de música o haciendo coloquios de cine.

Esperamos que con este post hayamos despertado vuestra sed cervecera y, sobretodo, las ganas de servir cervezas artesanales valencianas en vuestro local.